Pintura para motos

Aplicar pintura para motos requiere de una delicadeza especial. Las motos son uno de los medios de transporte que más se deterioran conforme pasa el tiempo. Esto es debido a diferentes causas tales como caídas, accidentes, y sobre todo por las inclemencias del clima.

Pintar una moto no es sencillo y no se reduce simplemente a coger una brocha y ponerse a pintar; el proceso es más laborioso para conseguir un resultado óptimo.

Pintura para motos

El primer paso es desmontar la motocicleta totalmente, separando las partes que vayamos a pintar. Es muy importante proteger las partes que no vayan a ser pintadas. En este proceso ya podemos aprovechar para realizar una limpieza profunda y el engrase de las piezas que lo requieran.

Posterior a la limpieza se determina el grado de pintura que se vaya a retirar por medio del procedimiento de lijado; es importante verificar el tipo de pintura que se va a retirar y hacerlo con ayuda química, haciendo uso de productos especializados para la separación limpia de la pintura.
Una vez eliminada la pintura antigua de las diferentes partes de la moto, es necesario limpiar de nuevo; esto se hace con el fin de retirar las particular que hayan permanecido debido al lijado. Es importante tener en cuenta que cualquier residuo de óxido también debe ser eliminado con el fin de que la pintura de la moto no vaya a experimentar un efecto no deseado; las uniones y vértices son propensas a guardar residuos de óxido, de tal forma que ahí debamos enfocarnos con más detalle. También si se observan grietas o abolladuras, se recomienda igualar las zonas que presenten esa complicación por medio del uso de yesos y masillas.

Importancia de la capa base inicial para pintar motos

Posterior a esas actividades continuamos con el proceso de imprimación, el cual consiste principalmente en la primera capa de pintura para motos que se le añade directamente a las partes de la moto, y es el punto de partida para que el resto de manos de pintura se fijen eficazmente. Por medio de este procedimiento se consigue que la pintura no se levante, no se agriete y no se abombe. Para materiales como el hierro se suele utilizar pintura antioxidante.

Después de seguir de forma correcta los pasos anteriores, se procede a pintar cada elemento de la moto con el número de manos de pintura que usted considere necesarias para lograr los efectos de color y textura deseados. No se recomienda ninguna marca en especial para este caso, ya que lo más importante en este tipo de proceso de pintura, es que la primera capa base quede adherida de un modo preciso.

Dependiendo de la técnica que use el pintor se lograran obtener diferentes tipos de efectos. Conviene recordar que también podemos escoger entre multitud de diseños geométricos.

Si la chapa que quieres pintar está oxidada primero léete el artículo sobre pintura para óxido. Si lo quieres es pintar las ruedas de la moto aquí tienes un artículo reciente sobre pintura para llantas. Y ya puestos, si también tienes coche lánzate a pintar tu coche con la pintura adecuada.

Descargar artículo completo pintura para motos en pdf

¿Alguna vez has presenciado cómo se aplica pintura para motos? Déjanos saber tu experiencia al respecto.

Y si quieres seguir aprendiendo sobre este tema te dejamos estre otro artículo de la pintura automotriz.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *