Pintura para óxido

La pintura para óxido es recomendada cuando se dan las siguientes circustancias. El óxido es el resultado de una reacción química que se da a lugar debido al contacto directo de partículas de oxigeno con la humedad, aplicados directamente sobre una superficie de metal. El resultado de ese contacto viene siendo la corrosión de la superficie y su posterior debilitación. Si este proceso de deterioro continúa en el tiempo y no se toman medidas para su detección, resultará en el quebrantamiento del material.

Pintura secado rápido para madera y metal RUSTINS. Color negro

Pintura secado rápido para metales RUSTINS

Pintura para metal y forja HAMMERITE. Color negro

Elementos necesarios para pintar óxido y primera fase del proceso

Las máquinas que son más propensas a oxidarse son los camiones y automóviles, en especial los más antiguos. Cuántos más nodos de óxido se encuentren en esos vehículos, más inseguros serán.

La reparación de elementos que sufran la aparición de óxido suele ser muy costosa y hoy vamos a darte algunos consejos asociados a la reparación de esa complicación de los metales con el fin de prevenir y ahorrar un poco de dinero.

Los elementos necesarios para llevar a cabo la aplicación de pintura sobre óxido son estos:

  • un cepillo de alambre, el cual se utilizará para remover las capas de óxidos más gruesas y que presenten relieve;
  • una lija, la cual se usará posteriormente a la primer mano del cepillo de alambre. Su función es meramente de pulido;
  • se necesitará también un tapa grietas de óxido, el cual funcionará como reparador de aquellas partes que se encuentren realmente muy deterioradas;
  • finalmente se usará una pintura especial para óxido de los metales, la cual se usará en la fase final del proceso.

En primer lugar, el objeto o que tenga presencia de óxido se debe colocar en un lugar abierto y ventilado donde se le empezará a realizar un proceso de limpieza. En este proceso se busca hacer una limpieza profunda de la superficie con el fin de eliminar residuos de grasa, suciedad e impurezas. Para este fin se puede utilizar un disolvente especial. Después de esta fase habrá que esperar una hora aproximadamente hasta que la superficie limpiada se seque completamente.

Pintura para óxido

Importancia de la aplicación de un tapa poros de óxido

Después, la segunda fase consiste en realizar una mirada un poco más específica para detectar los residuos de óxidos que nomalmente seguirán presentes. Pueden aparecer como estructuras lisas debido al lijado, o también en forma de grumos. El cepillo de alambre es la herramienta indicada para esta fase del proceso.

Posteriormente aplica el disolvente. Es conveniente aplicar una segunda capa de este componente con el fin de que no quede ningún rastro de la existencia de óxido. Se debe dejar secar. A continuación se debe aplicar el tapa poros sobre aquellas áreas donde hubo óxido y su eliminación haya generado algún daño. El efecto del tapa poros es potente y no permitirá que nuevamente aparezcan puntos con óxido en las zonas donde se aplicó.

Después se puede proceder a pintar con la pintura para óxido que usted haya elegido. Se recomienda el uso de pinturas tipo aerosol donde usted podrá aplicar varias capas de pintura en lugar de una sola. También deberemos dejar secar después de cada mano de pintura.

En este enlace puedes valorar qué pintura para óxido comprar.

Descargar artículo completo pintura para óxido en pdf

¿Has pintado sobre óxido alguna vez en tu vida? Cuéntanos la experiencia y los pormenores presentados en ese proceso.

¿Te interesa el tema de pintar coches? Puedes ampliar información sobre la pintura automotriz en general.

Un comentario

  1. Antonio Mijante

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *