Pintar con aerógrafo

Hoy en día podemos pintar con aerógrafo, lo cual es una gran ventaja que nos ayuda a cubrir las superficies con más eficacia, rapidez y con menos esfuerzo. Como todos saben, antes no habían muchas opciones que te ayudaran a pintar con rapidez y eficiencia, pues únicamente contabas con la típica brocha o el rodillo.

Muchas veces los espacios que nos proponemos pintar son demasiado extensos, por lo tanto si pintáramos con brocha o con rodillo nos consumiría mucho tiempo y en la gran mayoría de ocasiones es lo que menos necesitamos. El aerógrafo es un accesorio que nos ayudará a pintar rápidamente, lo único que se necesita es agregar la pintura en el tanque de la máquina y ponerte a pintar.

Pintar con aerógrafo

Recuerda que antes de utilizarlo es de suma importancia leer las instrucciones de uso, pues si no las seguimos al final del día puede que no hayamos obtenido el resultado que esperábamos o que incluso lleguemos a estropear la máquina.

Cómo pintar con aerógrafo

Aunque muchos tal vez piensen que pintar con aerógrafo es difícil, tienes que saber que no lo es, pues son muy prácticos de utilizar y te ahorrarán mucho trabajo, ya que únicamente necesitas ir supervisando que al aplicar la pintura en la pared esta se distribuya de forma uniforme para que no queden parches.

Las instrucciones de uso pueden variar levemente de acuerdo al fabricante, pero en la gran mayoría de las pistolas aerógrafos se debe colocar la boquilla separada aproximadamente 30 centímetros de la superficie a pintar y realizar movimientos verticales u horizontales a una velocidad constante, de esta forma la pintura quedará repartida unifórmemente.

El aerógrafo no solo puede ayudarnos a pintar paredes, puedes pintar muchas cosas con él pues es un aparato muy práctico. Un punto a tener en cuenta es que la pintura que utilices debe ser apta para pintar con aerógrafo. Si tienes dudas al respecto puedes consultar en la tienda y seguro sabrán darte la información correcta.

Cuando hayas finalizado con el trabajo es necesario limpiar muy bien el aparato para que no queden restos de pintura que puedan bloquear la boquilla y que impidan el uso del aparato las próximas veces.

Para iniciar puedes remover la pintura sobrante del tanque y lavarlo muy bien. Luego con un poco de agua o algún líquido especial para la limpieza del aerógrafo, haz algunos disparos hasta que deje de salir pintura, remueve el líquido restante y haz unos disparos más hasta que no salga más líquido.

Existen también algunos aerógrafos desechables los cuales son más baratos, sin embargo considera que tendrás que comprar uno cada vez que necesites pintar, por lo que lo mejor será hacer una inversión en un aparato que puedas tener disponible con mayor frecuencia.

Así que ya no pienses más en darle color a esa pared o superficie que hace mucho tiempo deseas pintar y por falta de tiempo no lo has hecho, pintar con aerógrafo no te tomará demasiado tiempo, y será menos cansado aplicar la pintura a cualquier objeto que desees renovar.

¿Conocías ya la pintura con aerógrafo? Explícanos cómo te fue, será de gran ayuda para todos.

Descargar artículo completo pintar con aerógrafo en pdf

Un comentario

  1. Pepe

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *