Pintar paisajes

La pintura, especialmente cuando se trata de pintar paisajes, es una de las expresiones artísticas más empleadas durante el curso de la historia, gracias a que su técnica implica relajación y tranquilidad.

En esto tiene mucho que ver la existencia de ciertas reglas que permiten encuadrar y ordenar los múltiples elementos en la obra para que sean agradables al ojo humano.

Caballete de mesa y maletín profesional ARTINAEsto denota que cada uno de estos componentes deben estar equilibrados, y a su vez, que deben permitir orientar la mirada del espectador hacia un orden lógico, sin obviar algunos detalles.

Técnica para pintar paisajes

A la hora de pintar paisajes es determinante aplicar los siguientes principios con el propósito de crear unidad y coherencia en la obra.

  1. Centro de interés o punto focal

Si a cada uno de los detalles que conforma el cuadro se les proporciona la misma importancia, el paisaje se apreciará muy recargado y confuso. Se debe escoger una zona específica o elemento que sobresalga del resto a fin de atraer la atención del espectador, sin embargo, pueden existir otras áreas secundarias que respalden el objeto a resaltar.

  1. Reglas de composición

Cada elemento en la naturaleza responde a determinados patrones geométricos y matemáticos, de esto se desprenden las distintas reglas de composición cuando se habla de pintar paisajes. Hoy en día, hay varios principios que se emplean desde tiempos antiguos, como por ejemplo:

Todas esas reglas se utilizan no solamente en la pintura, sino también en otras artes, pero para llevarlas a la práctica se necesitan algunas operaciones matemáticas, que a veces son muy sencillas y en otras ocasiones bastante complejas.

  1. Regla de los tercios

Pintar paisajesSe basa en separar la obra en tres filas en igualdad de proporciones y tres columnas iguales, trazando cada una de las líneas que las dividen. De esta manera, se forman cuatro puntos de intersección, en donde ubicaremos nuestro centro focal, creando una pintura más atractiva.

Ahora bien, el segundo objeto de importancia, en caso de que exista, se encuentra en el punto opuesto diagonalmente. Estos nos marcan áreas, lo que significa que los detalles no tienen que estar precisamente sobre  ellos si no alrededor.

Por consiguiente, al pintar paisajes el horizonte de la obra debe situarse en la línea superior o inferior, pero no atravesando el lienzo por la mitad, puesto a que crea una escena tediosa.

  1. Ayúdate con la tecnología

En la actualidad existen algunas cámaras fotográficas y aplicaciones de dispositivos inteligentes que brindan la oportunidad de observar la cuadrícula de la regla de los tercios, proporcionándonos una mayor facilidad de tomar las mejores imágenes para pintar paisajes.

De igual modo, algunos programas de edición gráfica como Photoshop también permiten recortar una imagen empleado la regla de los tercios.

Video para pintar paisajes naturales al óleo:

Seguro que has pintado un cuadro en alguna ocasión, quizá un paisaje o un retrato. Cuéntanos qué dificultades encontraste y si este artículo para pintar paisajes te lo ha aclarado.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *