Pintura hiperrealista

La pintura hiperrealista trata específicamente de una pintura que se realiza desde la proyección de una fotografía en forma de diapositiva y que se plasma sobre un lienzo.

Básicamente es una técnica de copiado fácil y precisa, aunque debemos tener en cuenta que requiere de una elaboración lenta y cuidadosa, partiendo de colores que se encuentren diluidos en su totalidad para luego mezclarlos poco a poco obteniendo un excelente resultado en la mayoría de los casos.

Cómo conseguir una pintura hiperrealista de calidad

Caballete de mesa y maletín profesional ARTINALas mejores pinturas hiperrealistas son aquellas que plasman en los cuadros algo que vaya más allá de la simple realidad que observamos en un primer vistazo. Podemos colocar como ejemplos los reflejos de cristales, ilusión de profundidad y en algunas otras ocasiones aspectos filosóficos, místicos e inclusive, elementos psicológicos.

Algunas personas pueden pensar que una pintura tan objetiva y que se encuentre tan próxima a la realidad puede ser demasiado artificial, ya que se puede alejar técnicamente de la expresión interna.

Algunos de los artistas que se encargan de crear pinturas hiperrealistas tratan de buscar un equilibrio entre lo real y lo emocional. El objetivo de la pintura hiperrealista es estar lo más cerca posible de una supuesta objetividad visual en la representación de retratos, donde se pueden plasmar paisajes interiores o naturalezas muertas, a través de un método de trabajo que se encarga de simplificar la técnica y la disciplina de las personas que se dedican a hacerlo.

Aspectos de la pintura hiperrealista

Pintura hiperrealista

Roberto Bernardi (Todi, Italia, 1974)

La pintura hiperrealista es una disciplina en donde pueden intervenir modernos recursos infográficos, así como también una superficial aplicación de los colores por medio de una destreza en el atrapamiento de la luz que se refleja en el lienzo.

Cuando apreciamos una buena pintura hiperrealista, estamos presenciando una excelente victoria sobre la representación, debido a la gran proyección hacia la realidad visible que se puede obtener al terminar una obra específica.

Aunque también debemos destacar que en algunos casos se produce una saturación de información visual. Más allá de todo lo que acabamos de comentar, poder aprobar la calidad de una pintura tan difícil de manipular es algo que de alguna manera u otra tiene mucho valor, ya que estaremos admirando desde cualquier punto de vista, el esfuerzo y la dedicación de las personas que se encargan de realizar pinturas hiperrealistas proyectando en sus lienzos escenas de mucho calado.

Video: cómo pintar un cuadro hiperrealista


Puede que pensaras antes de leer este artículo que la pintura hiperrealista era un arte sencillo que sólo consiste en pintar un cuadro de un objeto o paisaje tal cual es en realidad. Pues ya ves que no, tiene una profundidad que podemos descubrir. A partir de ahora podemos observar los cuadros hiperrealistas con otra mirada.

2 Comentarios

  1. Vicen

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *