Pintura ignífuga

Artículo actualizado el 25/08/16. La pintura ignífuga, también conocida como pintura intumescente, es un tipo de pintura elaborada principalmente a base de siliconas, o bien de cloruro de polivinilo el cual permite que en caso de incendio el fuego no se propague por la superficie en la cual se encuentra aplicada la pintura.

En mi sector, cuando oímos hablar de incendios en casas, oficinas, edificios… lo solemos relacionar con la pintura ignífuga, ya que esta pintura es una de las formas más eficientes de evitar que se propaguen los incendios.

Pintura ignífuga HEMPEL 5 litros
En muchas ocasiones la pintura ignífuga ha ganado tiempo hasta que han llegado los bomberos.

Es importante hacer notar que este tipo de pintura no previene que las superficies se incendien, sino que ofrece una barrera para que el fuego no dañe las estructuras, evitando que colapsen.

Por supuesto, aplicar esta pintura también ayudar a salvar las vidas de las personas que se encuentran dentro del edificio.

Si El Coloso en Llamas hubiera contado con pintura ignífuga la historia hubiese sido diferente, lo malo que es que la película no tendría ningún interés.

Cómo funciona la pintura ignífuga

Debido a los acrílicos que componen este tipo de pintura, puede ser aplicada en capas gruesas sobre superficies como metal, madera, cemento, plástico o sobre cualquier otra superficie que sirva de soporte a una estructura determinada.

La pintura reacciona cuando hay un aumento de la temperatura, especialmente cuando se encuentra en contacto directo con el fuego y forma una gruesa capa de espuma aislante. Esta espuma impide que el calor penetre la estructura y retrasa de manera significativa la combustión de la misma.

Una pintura ignífuga de calidad puede aguantar temperaturas de hasta 600 grados.

Tipos de pintura ignífuga

Se clasifican dependiendo sobre tipo de superficie en el que se vaya a aplicar. Las más comunes son las pinturas para estructuras metálicas y para superficies de madera.

Siempre debemos adquirir la pintura ignífuga de mejor calidad, sea del tipo que sea. Estos productos no apagan el fuego de un incendio, su misión es evitar desgracias personales y materiales mayores. No podemos escatimar a la hora de adquirirla.

Pintura ignífuga

Aplicación de la pintura ignífuga

Para aplicar la pintura ignífuga es necesario primero preparar la superficie sobre la cual se va a trabajar. En el caso del metal es necesaria una capa de imprimación contra el óxido, mientras que con otras superficies bastará con eliminar residuos y grasas adheridas.

La pintura ignífuga se puede aplicar con brochas, rodillos o pistola y el número de capas necesarias dependerá de las instrucciones del fabricante y de la protección que se necesite proporcionar a la superficie a tratar.

Este tipo de pintura es ideal para ser utilizada en interiores donde la protección que ofrece puede resultar vital; en el caso de aplicarla en exteriores se debe hacer bajo condiciones ambientales de poca humedad o calor y será necesario aplicar una capa de esmalte protector para finalizar, debido a que la pintura ignífuga es sensible a los cambios de temperatura.

Os dejamos una demostración de como aplicar barniz ignifugo en una casa de madera:

Espero que nunca hayas tenido que presencia un incendio de un inmueble de cerca. Si desafortunadamente ha sido así, ¿sabes si la estructura estaba protegida con pintura ignífuga?

Un comentario

  1. Beatríz Murillo

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *