Pintura impresionista

La pintura impresionista nació por la adopción de una postura opuesta al arte académico, y hoy en día es catalogada como el punto de partida del arte contemporáneo.

Los pintores que seguían esta corriente artística solían retratar objetos conforme a la impresión que la luz produce frente a la visión, y no de acuerdo a la presunta realidad objetiva.

Caballete de mesa y maletín profesional ARTINALas obras de esta manifestación pictórica exhiben un predominio de los colores primarios, usados sin mezclas.

Además los tonos oscuros no son comunes, pues los artistas demandaron los fundamentos del contraste cromático, que plantea que cada color es relativo a los tonos que le rodean.

Características de la pintura impresionista

La pintura impresionista siempre pretende reflejar principalmente la luz y los efectos de este elemento en los paisajes, así como instantes agradables de la vida, sin restarle protagonismo a aquello que proyecta.

Estas son sus características más sobresalientes:

Paisaje como eje central de sus obras

El paisaje brinda un terreno donde los intereses de los pintores se conjugan, como por ejemplo: el contacto con la naturaleza, el aire libre y el encuentro con la luz.

En la pintura impresionista los matices y colores van cambiando con el curso del tiempo, además es usual que se muestren entornos donde predomina la nieve, el hielo y el agua.

¿Qué técnica se utiliza?

Los pintores impresionistas tienen la peculiaridad de emplear una técnica rápida, enmarcada en largas pinceladas colmadas de mucha pintura.

Colores usados en la pintura impresionista

pintura-impresionistaLos artistas con vocación hacia el impresionismo excluyen el negro de su paleta de colores. ¿Por qué? Pues contemplan que las sombras no son negras, sino coloreadas.

Igualmente, sostienen que el blanco puro no existe, ya que la luz lo carga de numerosos matices.

De manera que se inclinan por el color puro, a pesar de que tienen la libertad de mezclarlos directamente sobre el lienzo.

Ausencia de perspectiva

La pintura impresionista elimina el concepto de la perspectiva euclidiana, que se había definido en la pintura dimensional y plana, porque realmente se aprecia como la retina lo percibe.

Vale resaltar, que el impresionismo apareció tras el eclecticismo y como una continuación del realismo, debido a que también adopta como temática los escenarios de la vida cotidiana.

Exponentes de pintura impresionista

Los pintores más incluyentes del impresionismo son:

  • Claude Monet
  • Edgar Degas
  • Auguste Renoir
  • Berthe Morisot
  • Alfred Sisley
  • Camille Pisarro

Claude Monet –catalogado como el padre de la pintura impresionista, consideraba que con el uso colores fuertes contrastados, se podían lograr representaciones sutiles de la luz  por  la yuxtaposición de colores.

Introduccción al impresionismo. Pintura impresionista:

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *