Pintura plástica

Normalmente la primera opción que nos viene a la cabeza para pintar nuestro hogar es la pintura plástica. Por ejemplo para cambiar los colores de las paredes, o incluso de nuestro mobiliario.

Propiedades de la pintura plástica

Pintura plástica ecológica BRUGUER 4 litrosEste tipo de pinturas, también comúnmente conocidas por su nombre más popular: látex o caucho, es una de las alternativas favoritas y más buscadas a la hora de escoger materiales definitivos para pintar el interior de nuestra casa.

Como posee una base de agua, la pintura plástica termina siendo extremadamente fácil de limpiar. En cualquier caso, todo lo que necesitarás para ello es tan simple como un poco de agua caliente mezclada junto a un poco de jabón, sin solventes ni otros químicos.

De hecho, si accidentalmente dejas caer un poco de esta pintura plástica de látex o caucho tanto en el suelo como en otros materiales o superficies de tu hogar, podrás, mientras aún se encuentre húmeda, limpiarla por completo de un modo muy fácil.

Puedes además rasparla con alguna paleta, si pasan varias horas desde que el suelo u otras superficies se mancharan tras comenzar con las actividades decorativas.

También conviene resaltar que posee olores menos fuertes que otras pinturas, provenientes estos de materiales químicos, por lo que termina indiscutiblemente convirtiéndose en la mejor opción si pretendemos pintar nuestro hogar y  si además tenemos niños en casa, o alguien que sufra alergia o de algún tipo de enfermedades respiratorias en el hogar.

También es posible encontrar pintura plástica en versión baja en químicos y demás añadidos, la cual contiene menos gases dañinos y por ende resultará de alguna manera menos dañina tanto para tu salud como para el entorno.

Por si lo estabas imaginando, la respuesta definitiva y lógica es sí, en cuanto al tiempo de secado se refiere, la pintura látex, por su composición, seca muchísimo más rápido que otras pinturas de distinta composición como por ejemplo, las pinturas de esmalte sintético. De esta manera resultará completamente posible pintar con varias capas de pintura una pared  con tan solo unas pocas horas de secado entre ellas. Además, no dispones del tiempo necesario y solo dispones cuentas con un fin de semana para pintar el interior de tu hogar, la pintura de caucho o látex ha de ser sin duda tu mejor elección.

Además la pintura plástica posee la ventaja de que no amarillea con el paso del tiempo.

Inconvenientes de la pintura plástica

Claro que no todo es perfecto. La pintura plástica no solo posee muchas virtudes sino también ciertas desventajas. Es de hecho, muy poco Pintura plásticarecomendable a la hora de pintar superficies como la madera u otras superficies porosas.

Tiende a emitir un efecto de abombado en las mismas, por lo que en consecuencia se necesitaría lijar entre cada capa de pintura para conseguir un buen acabado. Por si fuera poco, tiende a encogerse al secar, por lo que no es una buena opción en casos como pintar muebles, etc.

La pintura plástica frente al esmalte sintético

A diferencia de las pinturas plásticas que están basadas en agua como mencionamos anteriormente, el esmalte sintético posee una base de aceite, por lo que es más duradera que la pintura plástica y cubre por ende más superficie con una sola capa de la misma, aún cuando no pueda aplicarse al mismo tipo de superficies que la pintura de caucho o látex..

Este tipo de pintura generalmente se le utiliza en lugares muy concurridos del hogar, como la cocina, pasillos y baños, debido a su gran resistencia al agua y la humedad.

Además de tener la ventaja de que con ella es mayor la oportunidad de encontrar como resultado un acabado liso y sin marcas, también se encoge en muchísimo menor cantidad  que la pintura látex y es por supuesto una excelente opción a la hora de pintar muebles y todo tipo de piezas de madera.

En la actualidad, y contrario a lo que se pueda pensar, pinturas como el esmalte sintético ya no son muy populares, si las comparamos con la popularidad de la pintura plástica, ya que tiene varios puntos negativos de su lado.

La más grande desventaja es que, a diferencia de la pintura plástica, al esmalte sintético desprende fuertes gases químicos y olores desagradables cuando se aplica. Estos pueden hacer que el trabajo de pintar se vuelva tedioso, y si además trabajas en un lugar con poca ventilación o en un espacio reducido, podrías obtener como resultado dolores de cabeza y mareos.

Adicionalmente a esto, también deberás invertir una mayormente considerable porción de tu tiempo limpiando brochas de pintura y otros materiales, ya que necesitas solventes para poder limpiarla, a diferencia de la pintura plástica cuya base es el agua.

El esmalte, debido a su composición, también tiene un tiempo más largo de secado.

Ni la pintura plástica ni el esmalte es mejor que el otro, aunque por sus diferencias si se convierten en mejores herramientas para ciertos proyectos según sea el caso. Preferiblemente, si estás pensando en pintar las paredes no dudes en escoger la pintura plástica. Ahora que si por el contrario, lo que pretendes es pintar muebles o marcos de madera, escoge sin dudarlo el esmalte sintético.

Video: pintar con pintura plástica y pistola.

Esperamos que te haya quedado claro en qué situaciones y superficies aplicar la pintura plástica. Si no es así consúltanos que para eso estamos.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *