Pintura reflectiva

Todos conocemos la pintura reflectiva ya que es la que se utiliza en carreteras y señalizaciones de tráfico. Este tipo de pintura está diseñada para reflejar la luz, lo que se complementa con los colores utilizados para la misma. De esta forma se logra ese efecto como si la pintura tuviera luz propia.

Como podrás imaginar este uso de la pintura reflectiva está ahorrando muchos accidentes nocturnos. La mayoría de la gente no ve perfectamente de noche para conducir. Y si además estás cansado o con la vista cansado después de un día de trabajo, este tipo de pintura reflectante sobre el asfalto será tu guía.

Aunque este es el uso más común para esta pintura reflectiva, actualmente se ha diseñado una variación de la misma que se utiliza para la pintura de techos y sus aplicaciones pueden ser muy importantes en determinadas circunstancias.

Pintura reflectiva

Pintura reflectiva para techos

Este tipo de pintura cumple con el mismo principio detallado anteriormente, con la diferencia que la pintura funciona como un aislante del calor al reflejar la luz del sol y evitar que esta penetre a través del techo hacia el interior de la casa.

Durante la época de calor, este tipo de pintura reflectiva aísla el paso de la temperatura hacia el interior de la casa, por lo que se pueden mantener los ambientes más frescos. Esto supone una gran ventaja ya que el gasto de energía en hacer funcionar el aire acondicionado constantemente será bastante menor.

Pintura reflectiva para ciclistas

Otro uso increíble de la pintura reflectiva es sobre los ciclistas. Es invisible de día y brillante de noche. El ciclismo es un deporte de riesgo, y más aún en las grandes ciudades. Esta pintura se puede aplicar sobre las bicicletas, los ciclistas o los cascos. Si el conductor ya no ve al ciclista que usa esta pintura reflectante ya puede ir corriendo a hacerse una revisión de la vista.

La pintura se aplica en spray, se puede lavar y no deja ningún tipo de rastro. Vamos, una maravilla y buena noticia para los amantes de la bicicleta.

Puedes adquirir la pintura en la web del fabricante.

Otros usos de la pintura reflectiva

Esta pintura puede utilizarse no solamente para la parte exterior de los techos, sino también para el interior y las paredes. En los interiores la pintura reflectiva permite que la temperatura de las habitaciones se mantenga de forma más regular a lo largo del día a la vez que funciona como una barrera contra la humedad y el consecuente crecimiento de hongos.

La pintura reflectiva puede estar disponible en dos variantes, la primera de ellas es la pintura que se comercializa ya preparada; este tipo de pintura es muy fácil de utilizar, solamente deberá aplicarse dos capas sobre la superficie a pintar, dejando un tiempo aproximado de 30 minutos entre cada mano de pintura.

Otra forma de obtener este tipo de pintura es mezclando un aditivo especial que se encuentra disponible en tiendas de pinturas, el cual se coloca en la pintura tradicional para darle el efecto deseado.

Video promoción sobre la pintura reflectiva para ciclistas:

¿Qué te parecen los usos de la pintura reflectiva? Si la has utilizado para tu bici u otra cosa no dejes de contarnos tu experiencia.

3 Comentarios

  1. Nen466
  2. Pedro Morantes

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *