Pintura temple

La pintura temple está compuesta de una fórmula basada en  pigmentos terrosos, cola, carbonato de calcio o caseína mezclada con agua. Se puede obtener en polvo o para combinar con agua, incluso en forma de pasta, que también es posible mezclarla con agua a fin de diluirla. Conseguir la pintura al temple es muy fácil, ya que la puedes hallar en cualquier establecimiento de pinturas o en ferreterías, además es  bastante económica.

Cada vez se utiliza menos, ya que las prestaciones de otras pinturas como la pintura plástica son bastante superiores.

Tipos de pintura temple

Existen tres tipos de pintura temple. El liso, que se usa para pintar las paredes como cualquier producto de pintura convencional.  El gota o mejor conocido como gotelé, y el temple picado que se emplea para hacer picados.

Juego de 5 brochas HARRIS

Dónde se aplica la pintura al temple

La pintura temple es ideal para los interiores de los hogares, como aquellas paredes que están hechas de yeso o cemento. Se tiende a aplicar de manera directa sobre estos materiales, permitiendo que la superficie se mantenga transpirable. Por ello, también es recomendable para pintar los techos del baño y  la cocina con el propósito de que escurran.

No se recomienda utilizar la pintura temple para cubrir una pared que ya esté pintada con pintura plástica, porque aparte de no servir de nada, la pintura no agarra correctamente.

La pintura temple no es nada recomendable para exteriores, ya que no resistirían las inclemencias del tiempo. Y no es lavable como lo puede ser una pintura plástica. Es más económica pero tiene sus limitaciones.

Cómo se aplica la pintura temple

  • Aplicar este tipo de pintura al temple es muy fácil, el procedimiento es el mismo que la pintura plástica normal. Solamente se debe diluir con agua hasta que adopte una forma líquida y después se procede a pintar.
  • Cuando se aplique la pintura temple en la pared, dará la impresión de que ésta solamente se ha mojado, como si fuese agua, pero al empezar a secarse se tornará blanco.
  • Usualmente se requieren dos manos para realizar un buen acabado con la pintura temple. Pero es importante respetar el tiempo de secado, que puede oscilar entre las dos y cuatro horas como mínimo, en caso de que la pared esté ubicada en una zona de buena ventilación.
  • Una vez que se realice la segunda capa, no debes distraerte con el rodillo o la brocha, debido a que cuando se humedece la primera mano es probable que se remueva.
  • En torno a los instrumentos que se pueden usar para pintar con pintura temple, están los rodillos, las brochas de cerdas y pulverizadores. Para lavar estas herramientas nada más se requiere agua.

Pintura temple

Una duda que suele surgir es si se puede pintar sobre superficies pintadas previamente con pintura al temple. Si se va a cubrir con pintura plástica o con temple, sí es posible. En caso de que sean otras clases de pinturas como  estucos, esmaltes al disolvente, tierras florentinas u otras de elevada decoración no se podrá.

Para eliminar cualquier pintura al temple bastará con agua caliente, y quizá pasar posteriormente una esponja si quedan restos de pintura.

¿Has utilizado pintura temple en tu hogar en alguna ocasión? Cuéntanos en que parte y qué tal fue la experiencia.

2 Comentarios

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *