Pintura termoplástica

La pintura termoplástica cada vez se está utilizando con más frecuencia y merece un artículo dedicado a sus características y usos. Aunque muchos creamos que los tipos de pintura aplicables se limitan a pintura de agua y de aceite, la verdad es que hay muchas más variedades de materiales útiles para la coloración y que además cumplen con funciones adicionales.

Entre las tantas variedades que existen se encuentra la pintura termoplástica. Ésta es una nueva tecnología utilizada últimamente en la construcciones viales, como por ejemplo calles y carreteras, con el fin de señalizar las mismas para mantener el control y el orden.

Ventajas de utilizar pintura termoplástica

A diferencia de las pinturas tradicionales, la pintura termoplástica tiene el beneficio de estar libre de solventes, característica que contribuye a disminuir la contaminación ambiental que provocan el resto de pinturas. Su tiempo de vida es aproximadamente de 3 años y su composición permite que sea resistente a las condiciones ambientales a las que estará expuesta en las carreteras.

Aunque puede aplicarse en distintos colores, la elección de éstos está a cargo de los contratistas y supervisores. Cuando se trata de carreteras los colores que se usan ya están determinados por normas nacionales y se aplican siempre los mismos al momento de señalizar los caminos. El color amarillo y el blanco son los más usados generalmente.

De qué está hecha la pintura termoplástica

Lo que hace que este tipo de pintura sea tan resistente es la mezcla de resinas y pigmentos de alta calidad, así como un sistema de premezclado apto para cualquier clima; con el fin de que la lluvia, el calor o la humedad no sean factores que dañen la señalización.

Para una uso óptima la pintura termoplástica debe aplicarse a una temperatura del asfalto de 10 grados centígrados o superior. El espesor final debe estar entre 65 y 130 milímetros. Y la velocidad de aplicación entre 12 y 15 kms/hora.

En cuanto a la maquinaría para aplicar la pintura termoplástica, hay una gran gama en cuanto a prestaciones y presupuesto. Desde las manuales que tiene que ir una persona caminando a su lado manejándola, hasta camiones especiales para su distribución, pasando por los típicos cochecillos monoplaza en las que la persona los conduce sentado. En cualquiera de las máquinas citadas el resultado final puede ser muy bueno, dependerá de la habilidad y experiencia del operario.

Tipos de pintura termoplástica

Existen dos tipos de pintura termoplástica, los cuales son alquidálico e hidrocarbonado; la elección de uno u otro dependerá de las distintas marcas o líneas que se pretenda crear en la carretera.

Otra cosa que distingue a la pintura termoplástica de otras pinturas tradicionales es que este tipo de pintura deja una capa sobre la carretera, la cual se adhiere perfectamente a las condiciones del asfalto. Esta pintura se aplica en caliente para lograr una imprimación perfecta y duradera.

Otra característica de esta pintura es que es reflectora gracias a las micro esferas de vidrio con que cuenta y que hacen posible la iluminación de las líneas de la carretera mientras se conduce.

A propósito de esto existe la pintura reflectiva que de momento tiene otro tipo de usos y hemos comentado en otro artículo.

Os dejamos un video que muestra cómo aplicar la pintura termoplástica:

¿Cómo conductor o conductora, qué te parece la pintura termoplástica? Cuéntanos tu experiencia con poca visibilidad, ya sea por ser de noche o un día lluvioso de esos que conducir se convierte en un reto para los reflejos.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *