Pintura turquesa

La pintura turquesa es un color que evoca el agua del Caribe y es el preferido de muchas personas, tiene un efecto calmante y crea una sensación de paz, incluso se  utiliza en algunos centros de salud mental para crear un ambiente tranquilo.

Su variedad de matices y tonos se combinan para pintar un mundo de alegría y júbilo. Al igual que la piedra preciosa, este pigmento está profundamente arraigado en la historia humana como un color que trae armonía y felicidad duradera.

Pintura turquesa BRUGUER 750 ml.

La pintura turquesa es perfecta para cualquier estación del año. De color aguamarina a verde azulado, existen muchos colores que caen ampliamente bajo su tutela, por lo que es increíblemente versátil y viene en una variedad casi infinita de tonos y matices. No importa la versión que elija, este pigmento se caracteriza por ser alegre.

Cómo combinar la pintura turquesa

Combina perfectamente con tonos cítricos y funciona con muchos azules diferentes, entre ellos, el azul marino, además congenia de manera positiva con el color rojo.

A menudo este pigmento aparece en los diseños tropicales del Caribe,  así como en los artificios de los nativos americanos, debido a que consideraban que este color tenía la habilidad de alejar el mal y las enfermedades.

De igual forma, esta pintura ha sido adoptada por diferentes culturas de todo el mundo como el color que proporciona energía a los espacios interiores, y su vez confiere placer y serenidad visual.

El equilibrio único que proporciona la pintura turquesa hace que sea un pigmento destacado en el espectro de color.También se puede Pintura turquesaemparejar con un color blanco cálido, incluso es posible sincronizarlo con un ocre o mostaza, de ese modo rendirá tributo al México de la época antigua.

La pintura turquesa en el hogar

El uso de un color brillante y audaz con la elegancia siempre generará esa sensación de equilibrio, por lo que puede ser necesario repetir el color turquesa en varios lugares de la vivienda con el propósito de lograr ese bienestar. Esto es especialmente cierto cuando se utiliza como un acento de color.

La pintura turquesa no tiene que ser emparejada con los colores neutrales. Su chispa y la dimensión que confiere pueden profundizarse junto a unas paredes de coral oscuro. Por otro lado, si considera combinarla con un blanco fresco obtendrá esa sensación de tener una hermosa playa dentro de casa.

Pero hay otros colores que se mezclan muy bien con el turquesa. Por ejemplo; el naranja  es uno de esos colores que simplemente deslumbran cuando se combina con el turquesa en una habitación blanca prístina. Una simple combinación de varias tonalidades de color puede resultar en una residencia mediterránea atractiva.

Video: cómo hacer pintura turquesa

¿Has utilizado la pintura de color turquesa en tu casa o en otro lugar? Cuéntanos que entorno has logrado, y si nos envías fotos fenomenal.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *