Pintura para serigrafía

Artículo actualizado el 23/08/16. Gracias a los equipos que actualmente existen para realizar procedimientos con pintura para serigrafía, los artesanos ahora cuentan con excelentes opciones para lograr plasmar su arte en las diferentes superficies en las que se pueda usar ese tipo de pintura.

Entre los elementos más usados para recibir la aplicación de la técnica de serigrafía se encuentran las camisetas, los posters y en general cualquier proyecto de impresión puede ser contemplado bajo esa modalidad.

Pintura para tela MEMORY, 12 colores 12 ml.El hecho de trabajar con serigrafía tiene grandes ventajas, entre las más interesantes es que los elementos usados en esta técnica pueden ser lavados las veces que sea necesario con la única condición de cambiar la tinta de serigrafía usada.

Algo muy bueno es que usted mismo podrá preparar la tinta que se usa para dicha técnica.

Existen diferentes tipos de colores y de densidades que se pueden obtener aprendiendo a realizar tu propia pintura para serigrafía.

Para poder fabricarla tendrás que conseguir los siguientes materiales:

  • Un recipiente que tendrá como objetivo mezclar los ingredientes necesarios para realizar la pintura; en el mercado local encontrarás diferentes tipos y tamaños de baldes.
  • Una jarra métrica; gracias a ella, podrás realizar con precisión la medida de las pinturas y otras tareas que requieren una medida exacta.
  • Pintura acrílica; es el componente activo de tu pintura para pintar serigrafía. Con esa base se define principalmente el color con el que quieres iniciar tu proyecto.
  • Pegamento no soluble al agua; con este ingrediente lograrás la consistencia y viscosidad necesaria para tu pintura. El grado de adherencia a la superficie de destino es la principal cualidad que aporta el pegamento. Asegúrate que sea no soluble al agua, pues si te equivocas en este parámetro la pintura no dará los resultados esperados.

A la hora de iniciar el proceso de preparación de la pintura, lo primero que tendrás que hacer es coger el recipiente de mezcla e introducir media taza de pintura acrílica y al mismo tiempo vas a ir añadiendo el pegamento no soluble al agua. Empiezas mezclando esos dos elementos hasta que se logre una consistencia uniforme en el compuesto.

Pintura para serigrafía

Si después de este proceso no logras la consistencia que quieres, sigue añadiendo de forma proporcional agua, pintura y/o pegamento, hasta alcanzar tu objetivo. Posteriormente cuando finalices este primer proceso, guarda el compuesto en un tarro hermético y colócale una etiqueta para reconocerlo posteriormente.

Después de este proceso, realiza una prueba sobre una tela y espera que se seque; no debe haber presencia de material pegajoso después del secado. Para realizar la prueba de calidad de tu pintura para serigrafía, realiza un lavado de la tela de prueba.

Si observas un resultado no deseado, podrás seguir calibrando los elementos base de la mezcla hasta que puedas alcanzar tu resultado deseado; en algunos casos tendrás que añadir más pintura si deseas más intensidad de color, o más pegamento si deseas más adherencia.

¿Te ha quedado claro el proceso general para elaborar pintura para serigrafía? Cuéntanos si conoces otras formas de realizar este producto.

Si buscas profundizar puedes leer el artículo pintura para tela en esta misma web.

Descargar artículo completo pintura para serigrafía en pdf

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *