Pintura camaleón

La pintura camaleón produce un efecto visual en el que la pintura cambia de color cuando se mira al objeto desde diferentes ángulos, de ahí el nombre de camaleón.

Se comenzó a oír hablar de la pintura tipo camaleón, o también llamada pintura camaleónica, en Los Estados Unidos ya hace unos cuantos años. Fueron muy llamativas por sus bellos colores, y a esto se unió su gran durabilidad para que se pusieran de moda.

Esta pintura es comúnmente empleada en automóviles y motocicletas por el asombroso impacto que proporciona. Aunque se pueda pensar que lograr este efecto es complicado, lo cierto es que aplicar la pintura camaleón es tan sencillo como aplicar una pintura tradicional.

Hasta tal punto hay tanta demanda de coches pintados con pintura camaleón, que muchas de las principales marcas de automóviles han sacado al mercado un modelo camaleón.

Pintura camaleón

Cómo hacer pintura camaleón

En este proceso entran en juego dos factores: el tipo de pintura y las capas aplicadas. En primer lugar la pintura de tipo camaleón es una pintura especial, semitransparente, de esta forma aunque esta tenga un color específico, también permitirá que se vea el color que está por debajo de ella.

Una vez aplicada la pintura camaleón, el efecto se logra gracias a varias capas de pintura de diferente color aplicadas en el vehículo. De este modo una capa lucirá su color más que la otra dependiendo de cómo la luz se refleje en la chapa del automóvil o motocicleta.

Para aplicar pintura camaleón en un vehículo primero es importante preparar adecuadamente la superficie, limpiándola de cualquier residuo graso que impidiera su total adherencia. En el siguiente paso habrá que aplicar la capa base de pintura camaleón que preferentemente se realiza en color negro.

Una vez se tiene lista la capa base, se procede a aplicar la capa media de pintura la cual deberá ser de otro color, a elección; esta segunda capa también se dejará secar y posteriormente se aplicará la capa final que será de otro color.

Otras aplicaciones de la pintura camaleón

Aunque su uso más común es en el tuneado de vehículos, esta pintura también se ha extendido a otros usos y se le puede ver aplicada en cascos e incluso en muebles de metal.

Dependiendo de la superficie se puede finalizar con una capa de pintura transparente para dar brillo y lograr que la pintura camaleón permanezca como nueva por más tiempo.

Dan ganas de utilizar la pintura camaleón y seguro que te surgen un montón de ideas donde aplicarla, ¿a qué sí? Pues venga, no te cortes, suelta prenda.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *