Pintura magnética

Artículo actualizado el 02/09/16. La pintura magnética es ampliamente conocida por sus múltiples usos en la industria, en casa nos evita tener que agujerear las paredes.

Pintura magnética - productos

Qué es la pintura magnética

La pintura magnética está pensada para utilizar imanes sobre las paredes para sujetar todo tipo de objetos. Esta pintura sustituye la utilización de clavos, tornillos, tachuelas y otros utensilios que utilizamos normalmente para colocar objetos y que dañan la pared, ya que para introducirlos hay que hacer agujeros.

Y no solamente en las paredes podemos dar uso a esta pintura magnética. También la podemos emplear en puertas, ventanas y demás objetos que se nos ocurran. Sólo hay que darle un poco a la imaginación.

Cabe resaltar que la pintura magnética no es indispensable aplicarla en todo el espacio de una habitación. Es suficiente en una sola pared para que puedas colocar los objetos que desees o incluso en una zona de una pared. Queda a elección de cada persona.

Puedes utilizar una pared con pintura magnética para colgar una colección de fotos, trabajos de pintura artísticos, mensajes de amigos, frases célebres, un mapa, un proyecto de viaje a corto plazo, collares y pulseras, recordatorios para el día a día, las llaves de tu casa o vehículo, objetos decorativos, útiles de papelería como lápices y gomas, y todo lo que se te ocurra.

Para los objetos que no puedas sujetar con un imán puedes utilizar cinta adhesiva magnética, que se puede quitar y poner en cualquier momento.

Cómo aplicar la pintura magnética

Entre los componentes de la pintura magnética encontramos unas pequeñas partículas de un hierro fino que hace el trabajo del imán, permitiendo así transformar toda superficie donde apliquemos la pintura en un imán. Para poder lograr este resultado perfecto se aconseja dar tres manos de pintura como mínimo.

Después de dar las tres capas, a la superficie se le puede agregar pintura de agua del color que se requiera. Esta pintura es la que dará a su espacio, ya que los colores habituales de las pinturas magnéticas son negro o gris mate, que son colores neutros.

Otra ventaja de la pintura magnética es que es muy blanda, con lo cual se puede eliminar de la superficie fácilmente.

Pintura magnética

Imanes para utilizar con pintura magnética

Es importante subrayar que no vale cualquier imán para utilizarlo con pinturas magnéticas. Los imanes de ferrita o los recubiertos de acero no funcionan  bien con esta pintura. Que el sistema funcione depende de los dos, de la pintura magnética y de los imanes. Los imanes idóneos son los de neodimio, y para una correcta sujección mejor emplear discos y cubos.

El que tiene un poco de experiencia con imanes ya sabrá que un determinado imán es capaz de soportar ciertos objetos, dependiendo de su peso, volumen y componentes.

Está claro que la potencia de imantación de esta pintura no es igual a la de un frigorífico, por ejemplo. Par que te hagas una idea, con un imán de neodimio medio puede sujetar unas 25 folios.

Os dejamos un video de cómo decorar con pintura magnética:


¿Qué, te decides a cambiarte a la pintura magnética? La verdad es que se abre un nuevo campo a la decoración con este tipo especial de pintura. A mí desde luego me ha convencido.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *