Pintura color mandarina

Entre el naranja y el amarillo, probablemente más cerca del naranja, la pintura color mandarina destaca por ser un tono intenso y cálido, que libera las emociones negativas, debido a que transmite alegría, dinamismo y fuerza.

Tiene la capacidad de estimular la mente, renueva la ilusión en la vida y su impacto visual tiene un valioso efecto antidepresivo.

 Pintura color mandarina ACTIVA, 4 litrosEn efecto, aporta buen humor y bienestar en el hogar. El nombre de este color deriva de la jugosa pulpa de la mandarina madura.

La pintura color mandarina se puede catalogar como un tono bastante luminoso del naranja, con una gran dosis de amarillo, y se caracteriza por ser un poco discreto.

Cómo usar la pintura color mandarina

En la decoración del hogar es importante conocer cómo utilizar este pigmento para no sobrecargar los ambientes. Ahora bien, ¿de qué forma puedes usar la pintura color mandarina? Te sugerimos con el blanco o colores neutros.

El blanco siempre actúa como un color que congenia con otros, y el mandarina no es la excepción, gracias a que ayuda a equilibrar su intensidad y presencia, incluso aporta una dosis de calidez precisa en los espacios.

También se puede combinar con otros tonos neutros como: cremas, blancos rotos, colores tierras y tostados, que garantizan el mismo resultado.

La pintura color mandarina en las paredes

En el caso de que estés planteando cubrir las paredes de tu casa con pintura color mandarina, existe un truco para que el pigmento no produzca ruido visual, y consiste en pintar una o dos paredes en contraste con colores neutros, o combinarla en una sola superficie con otros tonos.

Es importante resaltar que los lugares de la casa que más relucen con este pigmento son los baños, por su contribución a la luminosidad, y en los exteriores dado a que se compensa con la apertura hacia afuera.

Te encanta la decoración tradicional pero no pretendas excluir la pintura color mandarina del ambiente, lo  mejor es que los combines con sus colores análogos: el amarillo y el rojo, que sin duda son excelentes aliados para recrear escenarios clásicos con este pigmento, aportando mayor luminosidad y amplitud.

Os dejamos un video de cómo combinar colores para poder experimentar con la pintura color mandarina:

Si te interesan otros colores frutales, te ofrecemos artículos de pintura color melón, melocotón, manzana, y naranja.

Finalmente, si el objetivo es obtener un ambiente más moderno con el mandarina, lo recomendable es complementarlo con los colores opuestos del círculo cromático, como: la gama del verde y azul, en especial el azul verdoso. ¿Lo dudas? Inténtalo, y lograrás un espacio más contemporáneo y atrevido.

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *